fbpx

Juana Matías es un producto del “sueño estadounidense”.

Una inmigrante, graduada en las escuelas públicas locales, una trabajadora social, abogada y la primera inmigrante latina elegida para representante estatal en Massachusetts. Está postulándose para el Congreso porque el “sueño estadounidense” se está poniendo difícil de alcanzar para muchas familias trabajadoras en nuestras comunidades. Ellos necesitan una representante que sepa de primera mano por lo que están atravesando.

Juana inmigró a los Estados Unidos a la edad de cinco años y se crió en Haverhill. Su padre trabajó por más de 20 años en Polartec, en Lawrence como operario de máquinas, y su madre trabajó para “Central Metal Finishing” como finalizadora de precisión. Juana obtuvo su primer trabajo como repartidora del periódico Lawrence Eagle Tribune, a la edad de 11 años. Su familia trabajó arduamente, respetó las reglas establecidas y pudo cumplir su sueño de enviar a Juana a la universidad.

  

A través de becas, préstamos estudiantiles, y trabajos a medio tiempo, Juana se costeó sus estudios universitarios, y la escuela de Derecho. Se graduó de la Universidad Massachusetts-Boston, además, recibió un doctorado en leyes de la Facultad de Derecho de Suffolk University, en el 2014.

El trabajo arduo y la perseverancia de su familia inspiraron a Juana a comprometerse con el servicio a la comunidad. Se desempeñó como trabajadora social para familias y niños en Lawrence, Lowell, y Haverhill, y como abogada legal de Justice Americorps. Ella sorprendió al establecimiento político en el 2016 cuando venció a un político de carrera, convirtiéndose en la primera inmigrante latina elegida para la legislatura estatal de Massachusetts.

 

Juana luchará para que cada niño tenga acceso a una educación de primera clase, porque ella no estaría donde está si no hubiera sido por la educación pública de Haverhill. Ella asume como algo personal la lucha para proteger a los “Dreamers” y los derechos de los inmigrantes. Ella es una firme defensora del cuidado de la salud universal para todos los estadounidenses, y está comprometida a proteger el derecho de la mujer a elegir, y preservar la Seguridad Social y Medicare. Ella luchará contra los intentos de la administración Trump de revertir las leyes de seguridad de armas, las protecciones ambientales y la seguridad de nuestros ciudadanos más vulnerables.